martes, 2 de octubre de 2012

HISTORIA DE LAS MÁQUINAS DE IMPRENTA


HISTORIA DE LAS MÁQUINAS DE IMPRENTA

Los primeros ejemplos conocidos de impresión en China, se produjeron antes de 200 d.C., se basaban en letras e imágenes talladas en relieve en bloques de madera. En 972 se imprimieron de esta forma los Tripitaka, los escritos sagrados budistas que por la gran cantidad de ejemplares reproducidos, impulsó la aparición y la utilización de los tipos móviles, basados en la disposición de caracteres sueltos colocados en fila, igual que en las técnicas actuales.

La primera fundición de tipos móviles de metal se realizó en Europa hacia mediados del siglo XV; se imprimía sobre papel con una prensa. Una de las características que diferenciaban a los orientales de los occidentales era la utilización de tintas solubles en el agua por los orientales y el empleo desde un principio tintas diluidas en aceites, por los occidentales.

Las diferencias entre la forma de sujeción de los tipos móviles en oriente y occidente, fue favorable para los segundos. El desarrollo de un método que permitiera fundir letras con dimensiones precisas constituye la contribución principal del invento occidental.

Por otra parte, En Oriente, las impresiones se conseguían sencillamente oprimiendo el papel con un trozo de madera contra el bloque entintado. Los primeros impresores occidentales en el valle del Rin utilizaban prensas mecánicas de madera cuyo diseño recordaba el de las prensas utilizadas para exprimir las uvas y obtener el vino.

Los materiales textiles ya habían sido estampados un siglo antes de la impresión del papel, con parecidas técnicas. El arte de la fabricación de papel, que llegó a Occidente durante el siglo XII, se extendió por toda Europa durante los siglos XIII y XIV. Hacia mediados del siglo XV, ya existía papel en grandes cantidades. Durante el renacimiento, el apogeo de una clase media próspera e ilustrada aumentó la demanda de materiales escritos. Las razones religiosas constituyeron también unos de los factores de expansión del papel impreso.

 HISTORIA DE LAS MÁQUINAS DE IMPRENTA


Johann Gutenberg, natural de Maguncia (Alemania), está considerado tradicionalmente como el inventor de la imprenta en Occidente. La fecha de dicho invento es el año 1450. Determinados historiadores señalan a el invento a paisanos suyos, Sin embargo, los libros del primer impresor de Maguncia, y en concreto el ejemplar conocido como la Biblia de Gutenberg, excede con diferencia en perfección y maestría a todos los libros que supuestamente le precedieron. El gran logro de Gutenberg contribuyó sin duda de forma decisiva a la aceptación inmediata del libro impreso como sustituto del libro manuscrito. Los libros impresos antes de 1501 se dice que pertenecen a la era de los incunables.




 HISTORIA DE LAS MÁQUINAS DE IMPRENTA



Las grandes tiradas de libros religiosos de una parte, y los libros seculares de otra, además de científicos, alimentaron constantemente la evolución de máquinas y procesos (desde máquinas de impresión de una sola tinta hasta máquinas de seis tintas, máquinas rotativas, etc.), imperando los factores de oportunidad, tiempo y costes.

 HISTORIA DE LAS MÁQUINAS DE IMPRENTA

Los años cincuenta fueron testigos de la aparición de las primeras máquinas de fotocomposición. Sucesivamente, el progreso de las máquinas de impresión offset y las de impresión digital y al mismo tiempo, en estos años, el avance constante de los equipos informáticos y el perfeccionamiento de programas, junto a los soportes digitales cada día más reducidos y de mayor capacidad de almacenaje de datos, conjuntamente con la evolución de los sistemas de información y comunicaciones (internet, telefonía móvil, etc.), se han convertido en todo un símbolo de progreso de las generaciones actuales.

Enrique Peña Gasco



Fuentes:


 Mas información

No hay comentarios.: